miércoles, 1 de diciembre de 2010

¿Estamos cerca de lograr la juventud eterna?

Un grupo de científicos de Harvard ha diseñado una terapia capaz de revertir el envejecimiento en ratones. El tratamiento actúa sobre los telómeros, agilizando la división celular, regenerando tejidos, deteniendo la neurodegeneración, creando nuevas neuronas e incluso recuperando la agudeza del olfato deteriorado por la edad.

¿Estamos a punto de lograr la juventud eterna? Esta pregunta se están haciendo actualmente los científicos liderados por Ronald A. DePinho en la escuela de medicina de Harvard. Desde hace años se conoce que el deterioro de los telómeros está implicado en el proceso normal de envejecimiento, y que la telomerasa es la responsable de evitarlo, sin embargo, no había evidencia de que la regeneración de los telómeros pudiera revertir el envejecimiento.  (Para los que no manejan los temas relacionados a genética, los telómeros se encuentran en los extremos de los cromosomas y cumplen una función similar a las cintas que evitan que los cordones de un zapato se deshilachen. Cada vez que la célula se divide, los telómeros se acortan, y llega un momento en que dejan de cumplir su función. Cuando esto ocurre, la célula muere o entra en un estado al que generalmente llamamos "envejecimiento)

El experimento en si implicó ratones que en poseen un control en la expresión de la telomerasa, de modo que en una condición inicial los ratones carecían de dicha enzima y mostraban un envejecimiento prematuro. Cuando cambiaron de condición y la telomerasa comenzó a expresarse encontraron que los ratones revertían parcialmente el envejecimiento.

Sin embargo, y a pesar de todo lo dicho, puede que la aplicación directa sea difícil ya que la enzima telomerasa tiene como efecto colateral un aumento en la tasa de formación de tumores, elevando la probabilidad de contraer cáncer, sobre todo en organismos de edad avanzada. Juan Cadiñanos, al ser consultado sobre este particular, dice que “la aplicación en humanos será ni sencilla ni rápida. Primero habrá que analizar las posibles consecuencias negativas de la regeneración de telómeros para poder ver si es o no seguro.” Está claro que queda bastante camino por recorrer, pero la importancia que posee este tipo de investigación garantiza que tendremos noticias relacionadas con esta investigación dentro de poco tiempo.
Se ha producido un error en este gadget.

ScienceDaily: Latest Science News