jueves, 4 de febrero de 2010

Trepar como el hombre araña!

Un dispositivo que se describe en el último número de la revista Proceedings nos permitiría trepar como el hombre araña! Este dispositivo está basado en la estrategia que utiliza un escarabajo nativo de Florida que le permite adherirse a una hoja con una fuerza 100 veces su peso. Se trata de usar la tensión superficial del agua como sistema de unión adhesiva. Con ese sistema implementado en un artefacto que cabe en la palma de la mano, no habría problemas en escalar una pared lisa sin más ayuda que tu propia fuerza. El mecanismo en que se fundamenta este invento es el mismo que el que mantiene pegadas dos placas lisas de cristal cuando están mojadas.
Los expertos han diseñado una placa plana con agujeros del tamaño de micras retiene un depósito de líquido y sobre ella se encuentra otra capa porosa. Gracias a un campo eléctrico aplicado por una batería de 9 voltios se proporciona energía a bombas de agua que provoca que las gotas pasen a través de la capa porosa. La tensión superficial de las gotitas expuestas hace que el dispositivo agarre otra superficie, del mismo modo en que dos láminas de vidrio mojado se adhieren. De igual forma, podemos invertir el campo y hacer que el sistema deje de pegar al instante. El agua se retira a través de los poros, rompiendo los pequeños "puentes" creados entre el dispositivo y la otra superficie.
Los investigadores han conseguido un prototipo que posee unos mil agujeros de 300 micras de tamaño y puede sostener más de 30 gramos. Aseguran que conforme se reducen los agujeros de tamaño y se suman más al dispositivo, la capacidad de adherencia se hace más fuerte. De este modo, los expertos estiman que podrán fabricar dispositivos que sostengan 7 kilos por centímetro cuadrado de superficie. La palma de la mano puede medir unos 70 centímetros cuadrados, por tanto, la capacidad del mecanismo puede llegar a ser realmente sorprendente.

visto en NEOTEO

Zep'lin el dirigible de renault

El Zep’lin, un concepto de un vehículo aéreo diseñado para la compañía francesa por el diseñador industrial Damien Grossemy, es una mezcla entre globo aerostático y zeppeling.
El diseño de este dirigible futurista le permitiría hacer varias cosas que vehículos pasados no podían. Como por ejemplo, cambiar de dirección rápidamente y aterrizar en cualquier lugar sin la necesidad de una infraestructura. En cuanto a la energía, la genera utilizando paneles solares ubicados en la parte superior, lo que le permite balancearse hacia adelante para producir una mayor cantidad de energía.
De hacerse realidad este tipo de vehículos, los viajes aereos podrían ser muy baratos, almenos en medianas distancias...

Se ha producido un error en este gadget.

ScienceDaily: Latest Science News